Páginas

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Adelis Soto Valera se fue a "una parranda en el Cielo"

Una parranda en el cielo
(Autor: Adelis Soto Valera)
Canta: Teo Galindez
http://youtu.be/tJFZQG-B6Es

“Con su alforja repleta de cantares, leyendas, mitos y un exquisito anecdotario recogido por todos los caminos de la patria que le vieron pasar con sus sueños y nostalgias amanecidas, se marchó el 31 de octubre de 2011, por los rumbos azules del silencio, quien fuera uno de los más exquisitos y apreciados poetas de la llanura colombo venezolana, Adelis Soto Valera, conocido como El Hombre del Potro Bayo, titulo de una de sus canciones más conocidas y popularizadas en el ámbito de la música nacional”.
Quise usar esta cita, sin aviso ni protesto de su autor Luis Mendoza  Silva (Poetaluismendozasilva.blogspot.com/http://llanerodigital.net/blogs/post/1979), muy  adecuada, exacta, que retrata en su justa dimensión a este rimador de mil caminos, que al igual que otros poetas y cantadores llaneros que le han antecedido en la marcha definitiva, se fue a componer, a rimar versos,  en el cielo.

Allá mismo lo están esperando aquellos amigos suyos, compañeros de festejos por tantos rumbos llaneros, para que se incorpore a Una Parranda en el Cielo. Así llamó Adelis Soto Valera, patrimonio cultural del municipio Esteller y de toda Portuguesa, al sabroso ritmo del folklore que les compuso un día a aquellos poetas y cantadores que se fueron por el camino definitivo, y que se repitió una y otra y otra vez en la radio, especialmente en las radios de la provincia, del llano adentro.

Por aquí pasó, compadre


Por estos rumbos de Píritu anduvo Adelis Soto Valera
Para hablar de Adelis Soto Valera primero hay que destacar que este poeta portugueseño, de Mata de Caña, Ospino, del Pueblito de Papelón, La Aduana, Píritu y más allá, sembró de versos los infinitos caminos por donde anduvo.
Adelis Soto Valera nació en Mata de Caña, municipio Ospino, del estado Portuguesa, el 30 de enero de 1938. Setenta y tres años de vida después El poeta de mi Pueblo, como se le conoció, vuelve a la tierra que trabajó como agricultor. Murió el 31 de ocubre, antes del 1º de noviembre, día de Todos los Santos. Creo que lo vinieron a buscar. Y con ellos se fue, echándoles versos, quizás.
Coleadores, amigos, artistas, cultores y la colectividad en general, acompañaron a los familiares de Soto Valera. El velorio y entierro de este bardo portugueseño estuvo lleno de música y poesía, que interpretaron personalidades locales y regionales, como Yorman Tovar, Edgar Gurmeitte, Cheo Hernández Prisco, Juan Torrealba, el cronista del municipio Páez, Carlos Ojeda, entre otros, contó el cronista oficial del municipio Esteller, Alirio Ramón Acosta.
En muchas ocasiones Soto Valera había expresado que cuando muriera tenía que ser “con arpa, cuatro y maracas trapia´o, deseo que los poetas, cantantes y distintos artistas le concedieron, no sólo en el velorio, sino también en el cementerio, donde improvisaron una tarima para rendirle un homenaje.
“El poeta no era de Píritu, pero ha dejado una gran huella, y por supuesto, que va a ser imborrable y va a perdurar por mucho tiempo, porque deja un legado de poesía y canciones”, agregó el cronista del municipio Esteller.
Fue prefecto de Municipio Esteller (Píritu), donde finalizaba cada ceremonia de matrimonios civiles con esta frase “se le acabó el tiempo al toro”, cuenta José Francisco Romero(http://canapial.fullblog.com.ar/adelis-soto-valera.html) en una entrevista que le hizo a Adelis Soto Valera, el mayor de once hermanos, hijos de Francisco Soto Palacios, “Don Pancho Soto”, y Lucrecia Valera de Soto.

El reposo del poeta

Compositor de la llanura

         “La capital de la alegría”, como se conoce a Píritu, donde vivió Adelis Soto Valera desde los tres años de edad, fue su tierra, y así lo plasmó el gran rimador portugueseño en su poema “Píritu de mis tiempos”:
Hoy el chispazo del tiempo/ deja mi pelo blanquito/ pero de recuerdos gratos/ tengo el corazón llenito/ no quiero dejar ninguno/ porque los quiero a toditos/ para el día que yo muera/ me los llevo completicos/ así le prometí a Dios/ y cumpliré ese capricho.
“El se sentía piriteño”, recalcó durante el entierro realizado este miércoles 2 de noviembre, el cronista de Píritu. Decía Soto Valera que “no es donde se nace, sino donde se cría”.
La musa de Adelis Soto Valera deja como patrimonio un gran número de canciones y poemas que popularizaron grandes voces del canto criollo, como Simón Díaz, JoséCatireCarpio, Ángel Custodio Loyola, Juan de Los Santos Contreras, El Carrao de Palmarito, Cheo Hernández PriscoLuis Lozada “El Cubiro, Rogelio Ortiz y Armando Martínez, entre otros muchos.
Soto Valera también trabajó produciendo galerones para el programa Joselo y Simón y con el mismo Simón Díaz, componiendo canciones y poemas llaneros. Por su trayectoria recibió muchos premios, como el Florentino de Oro, Garza de Oro, Silbón de Oro y más de 200 placas de reconocimiento a su labor de impulso al folklore venezolano.
Una parranda en el Cielo, Llanto de Amor, La Novia del Coleador (LP YO NO VENDO MI CABALLO/DISCOS CACHILAPO/LPC 082/1979), El corrío de Camilo Pérez, son algunas de las piezas representativas de su musa. Su mayor inspiración era la mujer.


                


==========

Fuentes consultadas

http://canapial.fullblog.com.ar/adelis-soto-valera.html
http://www.google.com/
           amilcargomez.fullblog.com.ar/adelis-soto-valera.html

Otros:
Archivo personal
Recopilación y texto:
Elba Romero López

1 comentario:

  1. bonita reseña,mi amiga elba romero
    su amigo,jose francisco romero "el canapial guariqueño"

    ResponderEliminar