Páginas

sábado, 4 de agosto de 2012

¡Esta tierra mía! El coleo es tradición y es esencia venezolana


Echennos una mano:
Disfruten esto
Vamos a echarle una mano a Venezuela


    Con el permiso de los amigos de

les dejo aquí textual este poema de GERMAN FLEITAS BEROES, el poeta de Camaguán

SÁBADO, 20 DE NOVIEMBRE DE 2010

Germán Fleitas Beroes le escribe a la Fiesta de Toros Coleados

FIESTA DE TOROS COLEADOS

Fiesta de toros coleados
cohetes y cohetones
corrillos en los portones
y alborozo en los tablados.
 jinetes empolainados
pican un toro barroso
suenan las trancas del coso,
surge el primer coleador
y al golpe del mandador
salta el caballo fogoso

El astado, paso a paso
viene llegando al tranquero,
en la puerta del chiquero
le suenan el "trabucazo";
rápido como un lanzazo
el caballo se le "empecha"
el toro como una flecha
cruza en violenta carrera,
y el coleador vocifera
cuando lo alcanza y lo estrecha.




Se escucha un ¡jiiillo! sonoro
que retumba en el ambiente,
el caballo inteligente
se abre a dos metros del toro;
los cascos del rucio moro
vienen pidiendo pelea;
el barroso tambalea,
al suelo se precipita;
el caballo se encabrita
y el hombre se bambolea.

El toro se para al fin
y el tierrero que levanta,
se introduce en la garganta
rumbosa del cornetin;
Cuatro, maraca y violín
alegran otros templetes
suenan pitos y cohetes
huele a "caña" el vocerío
y la calle es como un río 
de cintas y ramilletes.

La zamba del sabanero
cuando regresa el caballo,
le prende una flor de mayo
a su zambo en el sombrero;
contra el viento dominguero
marca el compás la charnela;
silba el clavel de la espuela;
mientras comenta un borracho 
¡Así es como tumban cacho,
los hombres de Venezuela!


FIESTA DE TOROS COLEADOS

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada